Florencia, en Italia, el arte hecho ciudad

Melani hoteles.net

En una de las regiones más bellas de Italia, la Toscana, se encuentra la atractiva ciudad de Florencia. Posee un impresionante centro histórico, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1982. En Florencia podremos disfrutar de magníficas obras medievales y renacentistas, como la Basílica de Santa Cruz, la cúpula de Santa María del Fiore, el Palazzo Vecchio, el Ponte Vecchio o la Galería de la Academia, donde se encuentra el David de Miguel Ángel.

El clima de Florencia es otro de sus atractivos. De tipo mediterráneo, cuenta con un alto grado de humedad. Los veranos son cálidos y secos, pudiéndose alcanzar los 40 grados centígrados. Los inviernos son fríos y húmedos, y las temperaturas pueden bajar de los 0 grados. Las precipitaciones se concentran en la primavera y el otoño, siendo en esta última época del año cuando son más abundantes.

Llegado el momento de conocer el patrimonio monumental y cultural de Florencia, quedaremos realmente encantados. La ciudad cuenta con infinidad de lugares de interés, pero hay tres lugares que son imprescindibles: la Piazza del Duomo, donde se hallan la Catedral, el Battistero y el Campanile; la Piazza della Signoria, la zona más animada de Florencia, y el Ponte Vecchio, uno de los puentes más populares del mundo, además de ser el puente de piedra más antiguo de toda Europa.

La Catedral de Florencia, o el Duomo en italiano, se encuentra entre las iglesias más grandes de la cristiandad, y es una de las más bonitas del mundo. En el edificio llaman especialmente la atención su campanario, el Campanile de Giotto, que fue construido en el siglo XIV por Giotto y Andrea Pisano. Justo en frente de la catedral podremos ver el Battistero di San Giovanni, el edificio más antiguo que hay en Florencia.

Pero Florencia nos reserva otros muchos lugares de interés, como la iglesia de la Santa Croce, que es la iglesia franciscana más grande del mundo, y en su panteón alberga casi 300 tumbas, entre ellas las de Miguel Ángel y Galileo; la iglesia de Santa María Novella, la sede de los dominicos en Florencia, que en su interior acoge numerosas obras de arte; la Piazzale Michelangelo, ubicada en la zona más alta de la ciudad, y desde la que se contemplan unas maravillosas panorámicas de Florencia, o los Jardines de Boboli, del siglo XVI, que eran propiedad de la familia Médicis.

Florencia cuenta también con una buena oferta de museos, como la Galería de los Uffizi, el primer museo renacentista del mundo; el Museo El Bargello, donde podremos visitar una interesante colección de esculturas de lo más variado, o la Galería de la Academia, donde se encuentra el original del David de Miguel Ángel.

Se podría decir que la gastronomía de Florencia es también una auténtica obra de arte. Como toda la cocina de la Toscana, sus platos se preparan con productos de esta zona de Italia, como el aceite, las verduras, los quesos, el embutido o la pasta, entre otros muchos ingredientes. Las recetas más típicas de la cocina florentina son el pollo al mattone, que es pollo asado aplastado con un ladrillo; el bistecca alla florentina, un chuletón de ternera poco hecho; el cinghiale in umido, jabalí con tomate, o la trippa alla florentina, tripas de cordero con salsa de tomate. Para maridar estos deliciosos platos cuentan con vinos como el Chianti, un caldo de la Toscana interior. Terminada la comida podemos disfrutar de una copita limoncello, el conocido licor italiano, y un café cappuccino.

Por supuesto, en cualquier época del año es muy recomendable probar la gran variedad de helados florentinos. En las zonas más turísticas de la ciudad su precio puede superar los dos euros, pero si nos alejamos de los circuitos tradicionales se pueden encontrar estupendos helados desde 1,5 euros.

La oferta de hoteles en Florencia es excepcional, ya que cuenta con más de 200 establecimientos. Entre otros, los alojamientos de cinco estrellas Grand Hotel Villa Cora, el Hotel All-Suites Palazzo Magnani Feroni, el Hotel Savoy Florence o el Hotel Villa La Vedetta. En la categoría de cuatro estrellas encontramos hoteles como el Hotel Albani Firenze, el Una Vittoria – Design Hotel, el Hotel Best Western Palazzo Ognissanti, el Hotel Athenaeum o el Strozzi Palace Hotel. Dentro de la categoría de tres estrellas, Florencia cuenta con hoteles como el Hotel B&b Firenze City Center, el Hotel Goldoni, el Hotel Concorde, el Hotel Villa La Palatina, el Hotel Park Villa Cesi o el Hotel La Residenza.

La región de la Toscana es uno de los destinos más recomendables de Italia, y Florencia es una de sus ciudades imprescindibles. Quedaremos encantados con sus impresionantes propuestas de monumentos, museos, restaurantes y tiendas se moda, y cuenta con una magnífica oferta de bares, pubs y discotecas para disfrutar de la noche florentina.

En Florencia no hay que dejar de contemplar el atardecer desde el Ponte Vecchio, y por supuesto hacer una visita a la magnífica escultura del David de Miguel Ángel. Florencia es la cuna del Renacimiento, y eso se hace notar en las calles y plazas del casco antiguo, que están repletas de magníficos palacios, villas, museos e iglesias.